10 pecados capitales en un sitio web

Los errores más comunes en un sitio webLa página web (cada vez más), es la primera impresión que un cliente potencial se lleva de usted y su negocio, así que dele la importancia que merece.

¿Está enviando el mensaje correcto?, ¿Está despertando el interés del visitante de querer saber más y seguir en contacto?, ¿Está seduciendo y generando agrado y empatía?.

Su sitio web es el eje de su sistema solar digital y como tal, donde se lleva a cabo la fiesta, y como buena fiesta, debe contar con todos los ingredientes para generar una experiencia memorable y dar de que hablar.

Estos son 10 errores que debe evitar a toda costa.

1) Hablar sólo de lo que a usted le interesa

El principal papel de un sitio web es educar a los visitantes, informar y resolver inquietudes. Enviar esa primera impresión que logre el aprecio de su mercado objetivo.

Si bien es importante contar lo que a usted le interesa (los tradicionales quiénes somos, misión, visión, valores, nuestros productos y contáctenos), es más importante aún contar lo que la gente quiere saber, y usualmente no es lo mismo.

Piense en los desafíos que tienen, los beneficios de cambiarse a su marca, cómo otras empresas o personas lo están resolviendo, tendencias, factores a considerar en la toma de una buena decisión, casos de éxito y testimoniales.

Una cosa es lo que usted quiere contar y otra lo que su cliente potencial quiere saber. Enfóquese en educar y generar confianza.

2) Demasiado “compre, compre, compre”

Personalmente no me genera mucha confianza un sitio web que me quiere vender todo el tiempo, que sin siquiera haber explorado su contenido está diciendo que es lo mejor del mundo y que debería aprovechar esta “oportunidad única”.

Cinco flechas señalando un botón de “compre ya”, textos resaltados en amarillo y palabras agrandadas en rojo demuestran que la prioridad no es el visitante sino lograr una transacción.

Si educa correctamente al visitante y demuestra por qué es la mejor opción, la venta es una consecuencia lógica.

3) No invitar a un siguiente paso

Si bien el número de visitantes es importante, de poco sirve tener 500 o 5.000 visitas si no tiene forma de seguir en contacto con algunas de esas personas.

Algunas alternativas para invitar a un siguiente paso es solicitar el nombre y el correo electrónico a cambio de información de valor. Piense en desarrollar libros electrónicos, artículos, informes de tendencias, simuladores en Excel o conferencias virtuales.

4) No optimizar el contenido

Cada página dentro del sitio, cada imagen, cada artículo del blog y cada título, debe estar optimizado para motores de búsqueda incluyendo palabras clave con las que su mercado objetivo buscaría su valioso contenido.

Recuerde que su página siempre le habla a dos audiencias, a los visitantes y a Google.

5) Sobrecarga de información

Las personas -incluidos usted y yo-, no leemos, escaneamos.

Una página web debe ser escaneable, permitir rápidamente identificar la información clave, fácil de navegar y de entender.

Contar todo es imposible y dispersa la atención. Enfóquese en lo realmente importante que genere valor e invite a una acción.

6) No está adaptado para dispositivos móviles

En promedio, el 20% de las consultas se hacen a través de dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tablets.

Si la página se despliega igual a como si estuviera en un computador, donde tiene que hacer zoom tres veces para poder leer una palabra, no está facilitando la experiencia y el visitante se irá.

Adicionalmente, cuando las búsquedas se hacen a través de dispositivos móviles, Google da prioridad a las páginas que se muestran bien en ellos. Por eso es fundamental que adapte su página para móviles.

7) Información desactualizada

Si algo envía rápidamente un mensaje de desinterés es ver el mensaje de “Promoción Navideña” en Marzo o el aviso de “sección en construcción” que lleva 2 años.

Enlaces que no funcionan o mensajes que dejó el diseñador como “aquí va la información del producto” no son algo bueno.

8) No está integrado con otras plataformas

El sitio web es una parte del ecosistema digital y como tal, debe integrarse con sus redes sociales, su estrategia de email marketing, sus otros sitios web o incluso enlaces de terceros.

Utilice otras fuentes para generar tráfico a su página como Facebook, Google Adwords, páginas de aliados estratégicos o sus mismos puntos de venta.

9) Video o música que se reproduce automáticamente

Además de hacer la carga más lenta (algo no bueno para Google), son cosas que distraen y en algunos casos incomodan, pues la persona puede estar escuchando otra cosa en su computador.

Tenga los videos pero permita que los visitantes decidan cuándo reproducirlos.

10) Verlo como algo estático

Un sitio web es un ser vivo que evoluciona permanentemente, tiene comienzo pero no tiene fin.

A medida que cambian sus objetivos estratégicos, que genera más contenido y que desea promover nuevas cosas, su página se debe adaptar y evolucionar.

En conclusión, su página web es una poderosa herramienta de ventas si sabe apalancarse en ella.

Publicado por David Gómez Gómez Director de Bien Pensado. Coach de Marketing. Autor de Facebook Toolbox. Master Consultant de Duct Tape Marketing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s